sábado, 10 de abril de 2010

Gorrión



Al día siguiente de que naciera mi nieto Gerard iba con mi hijo Marc y en uno de los parques que estaba junto al hospital estaba esta cría de gorrión caída de un nido…Marc casi lo pisa al simpático pajarito, lo cogió del suelo con sus manos y lo pusimos en una zona protegida con arbustos y vegetación ya que sus padres estaban por allí y seguro que lo alimentarían, otro riesgo que corren son los gatos callejeros auténticos cazadores sigilosos, la ley de la supervivencia natural en el instinto animal también está en nuestras calles y parques.
Saludos!

1 comentario:

Els fogons del pare dijo...

Isidro,
Són un parell d'imatges ben tendres. La veritat és que quan m'he trobat un ocellet així, mai he sabut ben bé què fer, el voldries alimentar, donar de beure, ... i segurament només cal fer el que volsatres heu fet, treure'l d'allà on se'l podria trepitjar i deixar a la Natura que faci el que consideri més oportú.
Salut.